Volver a la página principal

1.5.- El fin de la dictadura y la caída de la monarquía.

Hacia 1928 comienza la decadencia del régimen. La explicación estaría en varias razones:

  1. Creciente número de opositores: conservadores, liberales, republicanos, anarquistas, socialistas, comunistas y nacionalistas catalanes.
  2. Oposición de los intelectuales que apoyaron las revueltas universitarias
  3. Oposición de las clases obreras que vuelven a la actividad: huelgas, manifestaciones de protestas...
  4. Dificultades financieras y presupuestarias del Estado, junto a la devaluación de la peseta.
  5. Deterioro de las relaciones con el rey y especialmente la pérdida de apoyos en los sectores conservadores y entre los militares.

Hacia finales de 1929 el régimen de Primo de Rivera se hallaba socialmente aislado, ideológicamente deslegitimado e institucionalmente sin el apoyo del Rey. En estas circunstancias Primo de Rivera presenta su dimisión en enero de 1930, el rey la acepta inmediatamente. Es el fin del régimen. El general se exilia a París y muere dos meses después.

La caída del dictador arrastrará a la monarquía. Alfonso XIII intentó retornar al sistema de la Restauración pero no dará resultado. Nadie creía en un sistema ya agotado.

Alfonso XIII nombra como jefe de gobierno a Berenguer para su proyecto. Este tiene como misión restablecer la constitución de 1876 y salvar la figura del rey, pero tiene que enfrentarse a:

--la crisis económica de 1929 que empezaba a notarse en España.

--La labor de la oposición de los intelectuales, manifiesta en el artículo que publica Ortega y Gasset en El Sol: El error Berenguer.

--La oposición, cada vez más organizada de republicanos, que firman con otros partidos en agosto de 1930 "El Pacto de S. Sebastián"

--Un golpe de estado protagonizado por militares republicanos, en Jaca y Cuatro Vientos, que si bien no triunfa da a los republicanos sus primeros mártires.

Berenguer dimite y es sustituido por el almirante Aznar a comienzos de 1931. Este convoca elecciones municipales para el 12 de abril de ese año. Los republicanos y socialistas ganan en las grandes ciudades y en algunos pueblos. La evidencia s que las grandes ciudades votan en contra de la Monarquía. En palabras del propio Aznar "España se acostó monárquica y se levantó republicana"

El rey reconoce la victoria republicana y se exilia .El 14 de abril se proclama la IIª República "La Niña Bonita"